Teletrabajar era una modalidad de trabajo que -a juzgar por la coyuntura actual- se
transformará en la regla (por lo menos en ciertas industrias, especialmente de servicios) ni
más ni menos que eso. No se trata de un tema nuevo, ni debiera generar conflictividades
por sí mismo. Es una ventana de oportunidades para generar empleo, eficiencia,
participación, trazabilidad, transparencia y muchos beneficios más. Tiene sus desventajas,
sin duda, pero se debiera encarar con espíritu profesional y vocación de lograr soluciones
beneficiosas para todos los actores, no son momentos para infundir miedo, incertidumbre y
anticipar conflictividad. Sin dudas, es una temática multidisciplinaria cuyo éxito dependerá
de varios actores y factores, especialmente de quienes operan en recursos humanos
quienes tienen un rol protagónico y esencial para la sociedad. Los abogados debemos
acompañar los negocios, las necesidades, y los objetivos trazados por quienes están en
"la primera línea de fuego". Comparto un breve comentario realizado en un portal jurídico
del Reino Unido en el año 2013 como prueba de que hace años venimos trabajando e
implementando esta modalidad de prestar servicios.

Ver más “Teleworking goes the distance” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *